Se veia venir

>> lunes, 9 de agosto de 2010

No hay que engañarse, esto se veía venir desde lejos; no hay que ser ni Aramis Fuster, ni la Bruja Lola. Está claro que hay una parte de España que no se siente España, que siente náuseas cada vez que escucha esas 3 vocales con sus tres consonantes que forman la palabra España.

En el mundo globalizado, donde la unión de los pueblos es la forma más rápida de progreso (llámese EEUU, Unión Europea, Confederaciones Latinas… ), vamos en España y creamos 17 estados federales, 17 feudos desvertebradores de España.

17 autonomías con todo tipo de transferencias y estatutos, lo no visto en Europa, de la que formamos parte. 17 parlamentos con autonomía propia para poner en jaque a cualquier Gobierno Nacional y 17 parlamentos con la capacidad de tocar las narices a 40 millones de ciudadanos.

El problema en Cataluña se veía venir y lo hemos esquivado una y otra vez. Hemos soportado estoicamente las zancadillas y palos que nos han metido: boicot no solo a los toros, sino también a las empresas y cines de la casa Balaña. ¿Qué hemos hecho los taurinos por defender nuestra libertad de ir al cine que quisiéramos sin que nos insulten? ¿Qué ha hecho la casa Balaña para defender sus intereses?

El Gobierno local de Barcelona es de tradición Socialista, ¿Por qué ha permitido durante años las manifestaciones y agresiones antitaurinas enfrente de la Monumental? ¿Dónde estaba la Guardia Urbana? He ahí el problema. Vayamos ahora a un ejemplo típico y normal: si ya un menor no puede entrar en una plaza de toros en Cataluña, mucho menos lo va hacer de la mano del abuelo, ya que el octogenario no se va jugar el tipo para que un mandril le insulte o les agreda a él y a su nieto.

Suma y sigue; el nieto se ha formado en una educación sesgada -gracias a los 17 modelos distintos de educación reinantes en España-, educación sustentada en una idea de fobia a España y a lo español, ¿Y qué hay más Español que un festejo taurino?... El resto de la historia ya lo podemos imaginar.

Pero volvamos al problema real: no hay que ponerse una venda en los ojos; el abandono de la Monumental es también debido a los deficientes carteles a los que nos tenía acostumbrados la familia Balaña. No vamos hablar ya de la presentación de los toros, ni tampoco de la escasa o nula promoción que se ha realizado durante años, programando festejos para japoneses con precios estratosféricos que invitan a ir a pasar la tarde en la Barceloneta para evitar que tu nieto te insulte, ver un bodrio y ahorrarte un dinero -que nunca está nada mal-.

Ya analizado que el problema está tanto dentro como fuera del mundo taurino, desde la media distancia que separa La Rioja y Cataluña y desde la lógica más pura yo estoy tranquilo, porque tenemos margen de maniobra. Hay un refrán muy español “hecha la Ley, hecha la trampa”. Por encima del Parlamento Catalán está el Parlamento Español, y por encima está Bruselas. Legislemos conjuntamente España, Francia y Portugal y protejamos la fiesta derogando esa prohibición tan infantil y tan sin sentido.

Otra medida inmediata ha de ser la de sacar la fiesta nacional del Ministerio de Interior e integrarla en Cultura y PROTEGERLA de cualquier ataque, tanto interno como externo.

Y otra medida completamente necesaria es la divulgación de la cultura taurina a través de la televisión pública, tanto en reportajes y documentales como con la retrasmisión de festejos.

Y ya de vuelta a las plazas de toros, imposibilitar las manifestaciones antitaurinas a la entrada de los cosos. Nadie se imagina a aficionados del Real Madrid insultando y provocando en la puerta principal del Camp Nou, pues en la Monumental, y el resto de plazas de España, lo mismo.

Un buen amigo mio dice, que la zorra la tenemos dentro del gallinero, y no le falta razón, espectaculos como los vividos en El Puerto De Santamaria, con los bailes de corrales, amenazas de suspensión del festejo programado, ternas alternativas etc etc etc y lo sucedido en Vinaroz con toros medio borrachos, por no hablar de los toros que mueren en mitad de la lidia, tendrían que desaparecer del orbe taurino, ¿no es hora de hacer controles "antidoping" al Rey de la Fiesta que no es otro que el toro?. Tendríamos que corregir esos pequeños matices para dar credibilidad y seriedad, defendiendo al toro, que es el unico que no miente en este circulo, y así podríamos quitar los argumentos a los llamados antis.

Y una vez protegido el aficionado, exigir una confección decente de festejos, para devolver a la Monumental y la que no es la Monumental el público que jamás debió perder

2 comentarios:

Fernando Martínez López 12 de agosto de 2010, 2:11  

El artículo me ha parecido muy bueno pero tan pasional como tú Ivan y hay cosas en las que no llevas toda la razón, quizá, porque el mundo de los toros es en sí toda una contradicción cuando sale a la esfera pública.
Te adelanto que no me gusta la palabra prohibir pero no estoy en contra si alguien me aduce que está prohibida la Pana de Muerte...
Que la fiesta de los toros es todo un ritual con una tradición enraizada en nuestro país no creo que lo haga nadie, pero el país ha cambiado en muchas cosas.
Es tan contradictorio el mundo taurino que ahora se discute su faceta cultural como base de su mantenimiento y razón no les va a faltar a los matadores a los que nuestro Gobierno otorgó la medalla de las Artes.el que ahora no se ampare de alguna forma dicha bajo dicha faceta el "negocio" taurino.
Arte también era el ARTE DE IMPRIMIR (básicamente por el desarrollo de la imaginación y el ingenio para transmitir por escrito el conocimiento)pero hoy Pablo Iglesias y sus compañeros estarían montando webs y no paginas barrocas para transmitir ideas y muchos lo discutirían como arte...
Admiro, de verdad, el toro como animal salvaje y no dejo de valorar la destreza, estética y oficio con el que lo domina el hombre y eso es algo cierto, tan cierto como que a ese animal se le tortura, hiere, lacera y mata en un ritual que cuenta con algunos aficionados, muchos si quieres, que no sólo valoran sino que tienen todo un argumentario, que yo respeto, para defender esa crueldad. Y no dejo de reconocer que en un matadero también sufre ese animal que sacrificamos para tener el aporte de proteínas rápido y necesario que los humanos tenemos...y hay menos vegetarianos que aficionados a los toros (aunque se van igualando). Pero una cosa es una necesidad que llegaremos a controlar y encauzar y otra muy distinta un ritual que por muy nuestro que nos queiran hacer ver que es, no deja de tener una faceta salvaje.
Todo ese matiz político del que algunos quieren sacar unos réditos electorales y otros mantener una afición (que como muy bien dices se esta autodestruyendo)que como ya te digo encierra tantas contradicciones como la prohibición de marras, sólo que ésta ni es de ahora ni es sólamente catalana, no digo que no haya sido usada por una minoría pero hay más de inhibición mayoritaria y sensibilidad que separatismo...
Y el asunto no ha hecho más que empezar y seguirá aumentando en la misma medida que la elitización de esa afición...llevais el germen de vuestra propia desaparición porque la vida es así...evoluciona.
Y los de Reus son tan españoles como yo, aunque algunos lo nieguen, por tantas razones contradictorias como lo que pretendes defender.
....y no pretendo, ni de lejos , llevar razón en lo que escribo...pero creo que no me equivoco.

J M (Chema) Buzarra Cano 14 de agosto de 2010, 10:17  

Iván, buenos días:

Complicado tema este de los toros y de lo que ha pasado por Cataluña. Yo me pregunto si sería factible recoger firmas entre los españoles, para presentar una Iniciativa Legislativa Popular y depositarla en el Congreso de los Diputados, con el fin de mantener este espectáculo en todo el territorio nacional. La cuestión es sobre si se podría anular o dejar aislados aquellas decisiones ya tomadas por entes públicos como el parlamento de canarias y de Cataluña.

¿Habría firmantes suficientes? Yo creo que sí. ¿Pero a donde nos llevaría esta acción política?

  © Blogger templates Palm by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP