La buena educación

>> martes, 20 de abril de 2010

¿Buena o mala educación? para mi mala muy mala, garbancera, provinciana y de baja categoría. Llevaba unos días intentando denunciar esto, pero me retraía por que en el fondo yo me considero muy Logroñes y me fastidian todo tipo de criticas a mi ciudad y mis paisanos, pero lo de hoy....¡Clama al cielo!. Te pongo en situación amigo lector, un autobús cualquiera, de cualquiera de las lineas de nuestra ciudad. Para empezar, la muy mala educación de no usar las tarjetas o bonos de precios reducidos, uno para agilizar el transporte, dos ¡POR ECONOMÍA! Ya que no usas las tarjetas y bonos, no fastidies y no pagues con billetes, que lo que causas son filas y un mal funcionamiento del servicio. Una vez montado en el bus, tira para el fondo y no te quedes en medio mitad del pasillo junto al chofer, porque provocas atascos ya que impides subir a los demás usuarios. Querida mama, si vas a subir con el coche del niño, que este viaje sentado en el coche/silla y que no toque los pies a los demás usuarios con lloros pataleos y utilizando las butacas del autobús. Querida mama no te olvides de pagar 2 billetes, uno por ti y otro por la silla (que no el crió) Es indecente ver (como se intenta apreciar en la foto) como hoy, en el espacio para minusvalidos había 5 sillas, y encima una mama, pretendía que me quitara para poner su silla, cuando su mandril, estaba tocando los cojones en una butaca doble, uno por educación se ha marchado y no ha dicho nada uno por que no soy minusvalido y no estaba en zona correcta y otro por no discutir. A las mamas decirles que si les hes posible doblen la silla y dejen espacio Y ya para finalizar pienso que los ni-nis, en vez de ocupar dos butacas (una para su culo y otra para sus pies) tendrían que dejar el asiento en este orden, personas minusvalidas, ancianos, mujeres embarazadas, personas de movilidad reducida y niños. No quiero terminar sin decir que tendríamos que aprender un 50% de nuestros paisanos los mañicos. La ligereza del transporte publico en Zaragoza es de 10, casi todo el mundo con su tarjetita, los abuelos y estudiantes con su tarjeta de precio mas bonificado en la mano, para enseñarla al chofer si es preciso. Los empujones que dan a los que se quedan en mitad de los pasillos, la habilidad en doblar sillas y de no llevar carros de la compra sino cestas que ponen bajo sus pies, al igual que las mochilas de los estudiantes, el respeto a los sitios de minusvalidos, el orden para subir y bajar de las paradas, y ya no solo eso, en Zaragoza no veras un coche en una parada de bus, veras como los coches (como dice el reglamento de orden vial) ceden el paso a los buses para su incorporación a la carretera después de una parada......... Aquí en Logroño, hago y deshago lo que me da la gana y si me dices algo pongo una queja en Autobuses Logroño, en el Ayuntamiento o me quejo en el Diario La Rioja,, por que Logroño es mio y me lo follo cuando quiero

3 comentarios:

IBE 20 de abril de 2010, 15:48  

Yo tb puedo comparar los servicios de las 2 ciudades, pero el civismo y la educación, yo creo que es cosa de las personas de cada sitio. No tomes por si acaso la línea 5 de bajar de Valdegastea a Madre de Dios, te puedes morir de los gritos de los críos, lo alto que hablan en según qué idiomas (y mira que nosotros gritamos).Demasiado poco les dicen los conductores.

También, hay que fastidiarse con las madres con sillitas que lo cogen para dos paradas, con lo saludable que es andar, ja,ja

Buena crítica.

J M (Chema) Buzarra Cano 20 de abril de 2010, 21:09  

Sumo a lo dicho que no siendo usuario de los autobuses, salvo en algún caso contado, si que me tienen contado que por culpa de cumplir horarios, los vehículos van a una velocidad que generan problemas entre los pasajeros. problemas que van desde simples caídas a roturas de ligamentos...etc.

Un abrazo Iván.

alegrias 22 de abril de 2010, 12:47  

Me acuerdo yo que en el colegio nos enseñaban "Buenas maneras", en clase de tutoría y el comportamiento en los transportes públicos tuvo su tiempo...
¡Qué tiempos aquellos en los que la educación y el civismo eran aún bien vistos y bien recibidos! porque también te puedo decir que una vez me levanté para dejarle mi sitio a un señor y me gritó que si le estaba llamando viejo a la cara ,jajaja, ¡cosas de la vida!
Mi hermana que tiene que utilizar muchísimo el metro y el bus (en Madrid es de ley),muchas veces me llama desesperada al grito de ¡cada vez hay más gente y menos personas!Ha llegado hasta a llevar MORATONES por entrar .
Y recuerdo yo, que estando todavía con el collarín a los 15 días de la operación, tenía que ir a la CARPA, imagínate, con toda la cara hinchada todavía, el collarín y mi hermana en muletas, porque daba la casualidad que la habían operado a ella también de una pierna, ¡y no se dignó nadie a levantarse para ofrecernos su asiento! Eso sí, todo el mundo nos miró de arriba abajo y oímos que una señora le decía a la otra: "esas seguro que han tenido un accidente de coche por ir borrachas", jajajaa
Pero no te creas, no nos llevamos la palma nosotros, se da hasta en las mejores familias...
Un abracico.

  © Blogger templates Palm by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP