Construir y no destruir

>> domingo, 26 de abril de 2009

Hablamos de militancia, da igual que sea sindical o política. Me da mucha rabia y me revelo contra los que utilizan su minúsculo poder para destruir en vez de construir, para sacar beneficio propio en vez de trabajar por el beneficios de todos, cuando utilizan la formación que han recibido de partido/sindicato para zancadillear a la organización que le ha dado todo. Soy gran defensor de los cambios sumamente tranquilos dentro de nuestras organizaciones, del respeto a los veteranos, del mirarnos en el espejo de estos y de tenerlos siempre en cuenta, pero me niego a bailarle el agua a los golfos, los aprovechateguis y a los que no aportan nada mas que odio, envidias y celos. De los que no distinguen entre compañeros y enemigos, y de los que se creen fundadores y los que se creen que hay que rendirles pleitesia, de los que se creen que lo saben todo cuando no saben nada y de los que se creen imprescindibles en el funcionamiento de sus organizaciones. Seguro que vosotros tambien teneis localizados a individuos/as del mismo perfil descrito.

4 comentarios:

IBE 27 de abril de 2009, 10:52  

Me quedo con el hecho de que, en el acto del sábado, se rindiese homenaje a TOD@S los concejales y alcaldes socialistas desde 1979.

El que crea que por ser elegido por sus compañeros para algo, tiene un minúsculo poder (como tú dices), tiene un problema porque se le nombra para estar al servicio del pueblo.

Del mismo modo que todos somos necesarios, pero nadie es imprescindible (el que se lo crea, sobra) en el funcionamiento de las organizaciones. Somos piezas de un mismo engranaje, que debe funcionar bien y sin fisuras.

jose antonio 27 de abril de 2009, 11:26  

Un comic (o tebeo) frances hablaba de visires y califas y de la mala vida que lleva quien siempre quiere ser algo en lugar de alguien. No se si tu reproche es alegórico o concreto, Ivan, pero me da que aunque no me gusten los toros, nos entenderiamos estupendamente.

alegrias 29 de abril de 2009, 10:18  

Iván, como en casi todo: TOTALMENTE DEACUERDO CONTIGOOOOOOOO.

Fernando Martínez López 30 de abril de 2009, 21:12  

No es que lleves razón es que los "golfillos" son un cáncer para nuestras organizaciones y eso habría que extirparlo...la derecha nos puede dar por ahí y nos da, por donde más nos debería doler.
Fundador, que yo sepa, sólo hubo uno...¿imprescindible? ¿en 130 años? ...parece que nuestra historia dice lo contrario.
Si la militancia la cifrásemos en trabajo...veríamos la inversión proporcional entre la ambición y el currelo.
Mira yo llevo treinta y tres años en nuestras organizaciones (me avaló Floren y me afilió él)y me sonrío cuando piesno que todavía me quedan otros treinta para igualar a Pedro Tudanca que fue el que me habló por primera vez del partido socialista (volvimos a coger el carnet en 1976 juntos).

  © Blogger templates Palm by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP