De congresos, juventudes y polémicas

>> domingo, 7 de septiembre de 2008

Por casualidad, enredando en el blog que tan magistralmete lleva Pablo Urbiola, tropecé con el blog de un joven madrileño llamado Alejandro Olmos Marcitllach, que reflexiona de lo divino y lo humano en Kalituxi.
Bien, a lo que iba, que me he encontrado con un articulo, que lo he tenido que leer tres veces, por que es lo que siempre he querido expresar y no he podido. Por tanto, y con permiso, os publico integro dicho articulo.

De congresos, juventudes y polémicas

Como bien saben los que me conocen, no seré yo, a estas alturas, quien reste valor ni importancia a las Juventudes Socialistas (de España). Por su historia, por su capacidad para situarse, cual brújula, en la vanguardia del socialismo, por su ingente trabajo de apoyo al partido, por la intensidad con la que en ellas se viven los valores e incluso por aquellas experiencias humanas que muchos no podríamos haber vivido sin ellas; las JSE son, sin duda, una parte fundamental de la familia socialista.

Sin embargo, y esta no es la primera ocasión en la que mis sentimientos son contradictorios a este respeto, las organizaciones están conformadas por seres humanos; personas de toda clase entre las que, afortunadamente, las buenas son amplia mayoría. Personas que, como es lógico, tienen sus ambiciones personales. Algo no que supondría ningún problema si para una minoría el bien general no estuviese supeditado al interés personal. Y es ésta una tentación especialmente peligrosa en una organización de esta características, en las que al acceso a esferas de influencia es plausible.

Cuando esto ocurre, cuando la mediocridad triunfa, las malas maneras echan raíces. Quizás porque la mediocridad es incapaz de comprender que hay objetivos más allá de su mera supervivencia. Quizás porque, a falta de argumentos para convencer, la mediocridad tiene paciencia para ver como las gentes buenas desesperan y desisten en medio de absurdas luchas. Cuando esto pasa se corre el riesgo de que el debate ideológico desaparezca hasta convertirse en una mera excusa para, con las maneras menos elegantes, afincarse en un sistema de clientelismo en el que algunos -pobres ingenuos- creen sentirse poderosos. Por fortuna estas mediocres luchas de poder no podrán destruir el legado que miles de jóvenes construyen, y han construido a lo largo del último siglo, en pos de la democracia.

En ese contexto, y sólo en ese, no puedo sino apoyar la decisión del XI congreso del PSM, por la que se reducirán drásticamente las cuotas de representación de las JSM en el seno de los órganos del partido. Los delegados no pueden ganarse exclusivamente a golpe de movilización. Es obligado aplaudir la labor de las JSM; sin embargo, no se puede premiar cuando la concienciación, la participación o el debate son únicamente políticas de cartón piedra. Estoy convencido de que decisiones como esta, sin ser panacea de nada, ayudan a sanearse pues la mediocridad, que sólo mira por su interés, buscará otro lugar donde acampar, devolviendo el protagonismo a aquellos que en verdad luchan por una sociedad más acorde con los valores socialistas.

En cualquier caso, más allá de las relaciones personales, querido aunque improbable lector, te ruego entiendas las anteriores líneas sólo como el fruto del cariño a una organización en la que tengo (y espero seguir teniendo pese a la sinceridad de estos párrafos) muchos amigos, de la que ya no soy miembro pero por la que siento un profundo respeto.

8 comentarios:

Fernando Martínez López 7 de septiembre de 2008, 13:01  

Exactamente lo que ha ocurrido aquí pero nadie va a tomar nota (lo digo en el aspecto de aplicarse el cuento y corregir actitudes). Al final se empobrecen las organizaciones hasta el extremo que leemos.Un artículo de algo que parece recurrente. La ambición primero y el poder como sea...luego ya veremos.
Joder, denuncia lo que hizo Aznar y algunos hacen en el Psoe.
Y así nos va...

José María (Chema) Buzarra Cano 7 de septiembre de 2008, 20:58  

Hola cibercompañeros:

Esta situación y algún comentario que le hacen al tal KALITUXI, me recuerdan los momentos que se han dado desde el otoño pasado en buestra Casa y que gracias a las asambleas, charlas entre compas... y a la blogocosa, se ha podido ver, además de lo descrito por este bloguero, cual es o son las visiones idológicas que se están dando a la chita callando dentro del socialismomespañol. Ejemplo: la de Obama y el link que se hace desde la página oficial del PSOE. Se ve como normal y aquellos que supuestamente son más radicales que tu (los jóvenes), no ven el trasfondo. Tragan el tema como algo natural. No se ve reveldía...Ni contestación ni tan siquiera un ápice de principio revolucionario. Solo ACOMODACIÓN.

De ahí, que en los congresos prime más la calculadora que el equilibrio entre poder y renovación o no ideológica,....entre otras ecuaciones posibles y deseables.

Tal es que bajo la palabra PROGRESISMO (liberalismo social), estamos creídos que somos la de dios.

Por suerte estamos en un partido, el PSOE, en el que todos cabemos y, una de mis preocupaciones ésta y me servirá para dar mensaje, opinión....debate en la red, en el café, en el curro, en la asamblea...y ojalá centremos el partido en su sitio.

Me pregunto, al paso que va la política en Europa, miles de ciudadanos ven a Obama como un dios, me hace preguntarme si ello, se da por la mediocridad de los líderes, que salvo ZP, poco hacen y dicen. Miremos en este sentido que ocurre en Alemania....Hoy cambio de líder y el SPD por los suelos. En alza el partido de la Izquierda.

Si seguimos con políticas sólo progresistas y no vamos a la raiz de los problemas desde un punto de vista más amplio y global...ganaremos elecciones pero no cambiaremos la sociedad consumista por otra nueva sociedad.

Pablo Urbiola 7 de septiembre de 2008, 21:14  

Gran tipo, Álex, y buen amigo. Un saludo a todos! He acabado cansadísimo de tanto congreso y tanto político jeje

Fernando Martínez López 9 de septiembre de 2008, 16:53  

Querido amigo Ivan: no apuesto siempre a caballo ganador (aquí en el socialismo siempre he perdido...aunque al final ocurre lo que yo anuncio). Y la verdad es que yo la gozo en esos países donde los conceptos igualitarios vuelven a echar a andar. La pobreza es una enfermedad (no es contagiosa por que en Dubai no la pilla nadie y mira que hay hermanos árabes saharauis que no tienen nada...)y como tal la tratamos.
Ha sido un placer conocerte, tratarte y leerte. Eres un huracán con la impronta de Floren, esos currantes socialista que se culturizan a sí mismos y tienen el timbre de los viejos socialistas: "Todos iguales y adelante, pero yo el primero".
Es un poco lo que yo he admirado, respetado y aprendido del socialismo.
¡Cómo vamos a parar! ...ni para tomar impulso.
Un abrazo y hasta la vuelta
nano
P.D. Tengo dos libros taurinos de Jean Cau para tí que te daré por Navidad (son en francés pero al final te van a servir igual). Ya te hablaré de Jean Cau (es un facha pero de toros sabe sentir la fiesta...)

rcv 9 de septiembre de 2008, 18:53  

LO QUE MUCHOS HABLAMOS EN EL CONGRESO: QUE ESTA MUY BIEN SER JOVEN Y TENER IDEAS, PERO NO HAY QUE ESPERAR QUE TE DEN TODO HECHO Y ESCALAR DENTRO DE LA ORGANIZACIÓN POR QUE SÍ (DE LAS REUNIONES DE JJSS A EDIL DE UN AYTO. Y DE AHÍ AL "INFINITO").PLANTEAMOS QUE, ANTE TODO, SOMOS UN PARTIDO SOCIALISTA Y "OBRERO" QUE VIENE DEL LATÍN "OPERARE"="LABORARE" QUE SIGNIFICA TRABAJAR Y SIGNIFICA CONOCER CONDICIONES DEL MERCADO LABORAL, HABER COTIZADO UN MÍNIMO DE TIEMPO A LA SS, SABER LO QUE ES PREDICAR TUS IDEAS EN EL TAJO, AGUANTAR HORARIOS Y JEFES, PARA TERMINAR SIENDO MILEURISTAS. PERO, ME TEMO, QUE MUCHOS DE NUESTROS FUTUROS "POSIBLES" DIRIGENTES ESO NO LO CONOCEN NI DE LEJOS.

José María (Chema) Buzarra Cano 9 de septiembre de 2008, 21:04  

Estimados cibercompañeros:

Como dijo un amigo "P'aqué estas tú" y le contesté. Para entre otras cosas, sin ser "padre espiritual" de nada ni de nadie. Ni guadián de ninguna esencia....Estoy para dar mi opinión, en ocasiones mayoritaria y en otras ocasiones minoritaria. Y por supuesto, para reagruparme con los que más me identifique y empujar para que el socialismo avance.

Dogo todo esto por que nos a llevado este post a cuanto viene ocurriendo de un tiempo para acá y no solo en La Rioja. No hay más que ver lo que se dice en la red.

Pero, no podemos caer en nominalismos. Personalmente y así lo pude expresar con los compañeros que me tocaron de mesa en la cena de los socialistas del barrio. Lo más preocupante que veo es el "liberalismo social" con el que nuestro partido viene actuando. Y puse algún ejemplo.

Bien todo aquello que reduzca las muertes en la carretera.....Carnet con puntos...etc. Buena medida que tiene al usuario/ciudadano en el punto de mira. Pero ¿por qué no se le mete mano al constructor de vehículos cuyas motorizaciones alcanzan los 200 km/h cuando sólo se puede ir a 120 máximo? Eso sería una política socialista. Más amplia, más global. Pero quien se mete con la Ford, Audi.....

En cualquier caso, seguiremos y coincido con Nano una vez más.

Socialistas de Cuzcurrita 10 de septiembre de 2008, 10:09  

La ambición desmedida ha existido, existe y seguira existiendo. Se da en partidos en empresas y en la vida diaria. Aparte de muy bien articulado tiene su miga.

Salud y Progreso.

Locrunio 25 de septiembre de 2008, 11:14  

Reducir drásticamente las cuotas de representación de las JSM en el seno de los órganos del partido a raiz de los comportamientos de sus miembros es cuando menos peligroso.
O es que no hay afan de protagonismo, cargo y exito en general en todos los ámbitos de la vida???

  © Blogger templates Palm by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP